Estimulación de funciones cognitivas

¿Qué significa?, ¿Para qué sirve?

Si hablamos de estimulación (cognitiva, muscular, de la imaginación, etc.), podemos decir que consiste en impulsar la actividad de una cosa con el objetivo de mejorar su funcionamiento, su rendimiento. Al hablar de estimulación cognitiva, nos referimos a diferentes actividades dirigidas a optimizar el funcionamiento cognitivo general, por medio de programas específicos de estimulación.

En lo referido a funciones cognitivas, ¿cuáles son éstas, son importantes? Las funciones cognitivas son la  atención, la memoria, el lenguaje, la concentración, el razonamiento, la abstracción, la orientación témporo-espacial, entre las principales y son esenciales en la adaptación del individuo al medio.

Las mismas intervienen en los intercambios que las personas realizan en su interacción con el medio, ya sea en el más personal, privado y cotidiano, como en el entorno social. Mediante estas funciones, los individuos pueden, por ejemplo, desarrollar estrategias de acción, planificar el futuro y evaluar la consecuencia de sus actos.

Según lo expuesto, podemos pensar que una persona intelectual, laboral y socialmente activa, va a estar siempre estimulando, más o menos según sea el caso, sus funciones cognitivas. Ahora bien, sucede a veces que, con el paso del tiempo y el avance de la edad, por factores como la jubilación, un menor contacto social, etc., hay quienes ven disminuida su actividad cognitiva. En estos casos, las funciones cognitivas pueden y deben ser reforzadas y estimuladas mediante diversas actividades, ejercicios, tareas diseñadas a tal fin.

En estos casos, la estimulación ayuda optimizando y manteniendo las capacidades cognitivas existentes y residuales de cada persona. Además, mejora de modo global la conducta y el estado de ánimo como consecuencia del incremento de la  autoeficacia y la autoestima.

En conclusión, mediante un programa de estimulación cognitiva se pueden lograr objetivos tales como: mantener las habilidades intelectuales (atención, memoria, cálculo, etc.),  crear un entorno motivador que facilite la actividad cognitiva, mejorar las relaciones interpersonales de los sujetos, todo lo cual contribuye a una mejora en la calidad de vida.

Lic. en Psicología Virginia Gulli  MP 7789

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *