gral paz festeja

General Paz festeja – Por Remigio Gonzalez Ardanaz

La última semana de septiembre fue una semana de festejos para nuestro barrio General Paz. Ya pasaron 148 años desde su fundación, lo que lo convierte en uno de los vecindarios más antiguos de Córdoba, y es por esto que la nueva dirección del centro vecinal de General Paz decidió celebrar este acontecimiento con una serie de eventos que de desarrollaron a lo largo de toda la semana. La Plaza Alberdi, la Biblioteca Popular Velez Sársfield, la Casa España y demás edificios y calles icónicos dieron lugar a muchas de las actividades propuestas.

Durante el domingo 24 de septiembre, la Plaza Alberdi fue el escenario donde se llevó a cabo la inauguración de esta festiva semana. Equipada con dos grandes pantallas y un potente sistema de sonido, la emblemática plaza del barrio se transformó en un perfecto espacio para las demostraciones artísticas que estaban a punto de suceder.

La jornada dio inicio cerca de las 15:30hs, con una exhibición de crossfit de la mano del grupo UNBOX. Niños y adultos subieron al escenario para aprender los movimientos básicos de esta disciplina, y a descubrir que la actividad del crossfit es muy accesible, incluso para aquellos que no se consideran a sí mismos personas atléticas. Más adelante, el Ballet Municipal de la Ciudad de Córdoba desplegó todo su talento, en dos espectáculos distintos que llenaron de color el escenario. Sus agraciados movimientos demostraron cómo se deben bailar los típicos ritmos argentinos. Ya más cerca de las 17hs, Ale Drube le puso guitarra y voz a la tarde, interpretando canciones muy conocidas por los cordobeses. Antes de cerrar, y de poner a todo General Paz cantando “Córdoba te quiero”, Drube aclaró algo muy importante: el día 24 de septiembre no es el cumpleaños del barrio, sino que simplemente es el día que se eligió para celebrarlo. Donato Latella Frías, flamante presidente del Centro Vecinal General Paz se pronunció al respecto, y dijo: “No se sabe con exactitud qué día fue fundado el barrio, es por eso que hemos decidido que sea el 24 de septiembre la fecha para hacerlo. Consideramos que esta fecha es muy representativa de la esencia de General Paz”. Y hay varios motivos: debido a la avenida 24 de septiembre, que atraviesa transversalmente a prácticamente todas las calles, esa fecha se asocia mucho con el barrio. Por otro lado, es conveniente recordar, además de un nuevo aniversario del barrio, que este día también se conmemora la batalla de Tucumán, librada en el norte del país en 1812. Por último, todo el mes de septiembre se vincula con la primavera, una estación de renovación y progreso, que son dos características convergentes con las del barrio.

En la grilla de eventos seguía la Banda Sinfónica de Gendarmería, que deleitó a grandes y chicos con música de los ochenta y de los noventa, y algunas interpretaciones de famosas bandas sonoras de la industria del cine. Toda la Plaza Alberdi movió la cabeza al ritmo de Billie Jean, de Michael Jackson, entre otros clásicos de décadas pasadas. Le siguió el ensamble de cuerdas Guarnerius que, al compás de la batuta de Néstor Álvarez, interpretó música clásica de Mozart y Jenkinson, y cerró su espectáculo con el clasiquísimo Adiós Nonino, de Astor Piazzolla, que fue recibido muy cálidamente, y despedido con una ovación. A continuación, y mientras el sol se ponía, subió al escenario el conjunto folclórico armenio Kusan que, con unos atípicos instrumentos, nos dejaron ver un pequeño retrato de la cultura del país europeo. Además de su interpretación musical, el conjunto preparó un video que contaba la historia e influencia de Armenia en el barrio General Paz, donde aprendimos que los primeros armenios en llegar a Córdoba caminaron por las calles del barrio cerca del año 1900 y, después del genocidio en 1915, llegaron lo que hoy serían los abuelos de los actuales vecinos armenios de General Paz. Muchos de estos últimos recuerdan aún el viaje que realizaban en el histórico TRANVIA 2, que tomaban en la calle Colón y seguía por la avenida 24 de septiembre. Ya llegando a las 20hs le llegó el turno a Jorge Mansilla, evocando la obra Negrazón y Chaveta, un espectáculo de humor apto para todo público. Además de hacernos reír, Chaveta nos recordó la importancia de defender lo nuestro como cordobeses, con esa idea de que “la puma no se va de Córdoba”, refiriéndose por supuesto al famoso modelo de motocicleta que es ya un emblema cordobés. Para cerrar la jornada, la Camerata Suzuki, acompañada de la soprano Celia Ruiz y del tenor Gustavo Serrano, interpretaron múltiples arias, siendo la más vitoreada la clásica La donna è mobile, de Giuseppe Verdi. En el escenario convivieron niños, jóvenes y adultos que, en perfecta sincronía, pusieron de manifiesto el talento que es posible gestar en la docta.

Sería imposible cerrar la ronda de expresiones artísticas sin nombrar a un personaje que se animó a participar de todo lo que sucedía arriba del escenario. “Huguito”, como muy amablemente nos explicó, es el apodo de un jubilado de setenta y pico de años que, si bien no es vecino del barrio, no tuvo miedo de sumarse a la celebración, participando de todo lo que la plaza tenía para ofrecer. Desde la exhibición de crossfit hasta la ejecución de música armenia, los pies de Hugo se movían, casi incontrolablemente, al proscenio del escenario, donde generaba un espectáculo paralelo con pasos de baile improvisados. Muchos de los aplausos de esa tarde fueron dirigidos al señor, que contó enérgicamente cómo caminó más de sesenta cuadras para asistir al evento. Es posible, entonces, pensar en este personaje como una correcta síntesis de lo que General Paz representa. A pesar de tener 148 años (el barrio, no Huguito) y ser uno de los más antiguos de la ciudad, General Paz sigue aprendiendo, sigue creciendo y se expande con velocidad. Sin olvidar sus raíces como centro cultural y artístico cordobés, el barrio ha evolucionado, hasta transformarse en lo que es hoy: un barrio que mezcla lo residencial, lo comercial y lo artístico en una perfecta proporción. Hugo, con muchos años en su haber, decidió asistir a la celebración del centésimo cuadragésimo octavo aniversario de un barrio del que no es vecino, y si eso no habla de un ciudadano que ama a Córdoba, no sé qué lo haga. Más que un niño interior, espero que todos tengamos un Huguito adentro.gral paz festeja

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *